Me ando meando

enero 26, 2010

Nunca lo había dicho, pero estoy totalmente en contra de justificar por qué se escribe una u otra cosa, por qué se estuvo ausente durante mucho tiempo del blog o por qué ahora se retoma el teclado para plasmar algo en la pantalla. Aún pienso lo mismo, pero en esta ocasión admito que no se me ocurre otra forma de empezar que justificando mi escrito.

Por eso y ante la falta de ideas u observaciones suspicaces de la vida, tal y como lo hacen mis compañeros de blog, quienes siempre tienen una particular manera de ver al mundo y a quienes lo conforman, me remito a escudriñar en mi pasado y contar alguna anécdota que me permita formar parte activa de esta bitácora escrita a seis manos…

Corría el año 1997 más o menos y me encontraba con un grupo de amigos que ya no frecuento mucho, pero que cuando lo hacíamos dedicábamos largas horas a la charla, a los bocadillos y a uno que otro chascarrillo que fluía conforme avanzaba la jornada.

El caso es que en medio de la risa causada por la agudeza de un comentario, una de las jovencitas presentes  relajó más de la cuenta su esfínter, permitiendo que emanaran de su “cuevecita” unos cuantos chorros de una micción no controlada.

mujer meada¿El resultado? Una marca húmeda en su jean, unos pocos segundos de incómodo silencio y luego unas estrepitosas carcajadas por parte de los que presenciábamos el espectáculo.

La desventurada, por su parte, y en apariencia abochornada por el asunto, pidió disculpas en un tono casi imperceptible y salió a toda prisa rumbo a su casa. Después de lo sucedido continuamos con nuestra reunión como si nada hubiese pasado.

Del tema no se volvió a hablar, salvo para recordar el momento y reír un poco a costa del suceso, pero aún así las cosas no volvieron a ser igual.  ¿Por qué? Pues porque no sólo la joven en cuestión sino todas las niñas del grupo, tomaron una actitud algo aburrida de la vida.

Nunca volvieron a reír con tantas ganas como solían hacerlo, desde aquel acontecimiento sus risas se tornaron menos explosivas que antes, menos descontroladas, menos felices, menos “risas”, quizás por miedo a que les ocurriera algo similar, pues a pesar de que en muchas ocasiones habíamos escuchado la expresión “estaba que me orinaba de la risa”, jamás nos imaginamos que del dicho al hecho hubiera tan poco trecho.

Pero bueno, lo triste del caso es saber que la gente prefiere pasar una vida aburrida en lugar de buscar una solución a los problemas. Habiendo tantas toallas higiénicas y tantos pañales en el mundo, ¿a quién se le ocurre pasar una vida sin risas descontroladas? Y aunque no tengo respuesta para ello, sí tengo una invitación qué hacerles:

Permitamos que la risa se apodere de nosotros, qué importa si nos meamos en el proceso. Si podemos llorar de la risa sin problemas, dejemos que las demás partes de nuestro cuerpo también se expresen a su manera. Qué triste es amar sin ser amado, pero más triste es reír sin haberse meado.

Vistamos un pañal y salgamos a mearnos de la risa, qué importa la apariencia, qué importa si nos vemos ridículos, qué importa si nos vemos como el personaje de la foto. Lo realmente importante es andar por el mundo contagiando sonrisas aunque estemos meados.

No admitamos que la superficialidad de este mundo en el que vivimos se apodere de nosotros, la felicidad es lo primero y de verdad les digo que si tuviera que escoger entre una vida sin risas o una con pañales, pero llena de felicidad escogería la segunda.

Además, si les sigue preocupando la apariencia les cuento que en la actualidad hay personas que están trabajando duro en el tema del uso de pañales conservando da sexyness, aquí les presento algunos ejemplos: www.diaper-girls.org, http://sexydiapergirls.com,* (NSFW). Suyo siempre, ReDil.




Del agua en polvo y otras joyas

diciembre 24, 2008

Navegando por la web, como es usual durante uno que otro rato que me queda libre, encontré un sitio que ofrece uno de los inventos más revolucionarios que pueda existir en este mundo: Agua en polvo. Pues sí, la verdad no recuerdo bien qué estaba buscando cuando encontré el sitio http://www.aguaenpolvo.com/index.php, pero me sentí afortunado al hallar un portal que además de vender su producto entrega muestras gratis para dar a conocer tal mercancía.agua_en_polvo

No estoy hablando de baseball, pero cuando llegué al home me anoté una carrera al título “fabricación”, de allí corrí a “modo de empleo” y a “garantía de calidad”, pero debo confesar que la curiosidad del producto en sí me ganó y pese a que aún estaba un poco incrédulo me dirigí a la parte de muestras gratis. Allí noté que los productos estaban limitados a una cantidad específica de existencias, para ser exactos, 55 mil.

Como estamos en época decembrina y se acerca la navidad, ¿qué dije yo?: “me hago a unas cuantas muestras gratis, las regalo a mis allegados y quedo como un príncipe con semejante regalo tan original y lo mejor es que no me cuesta un centavo”. De manera que sin pensarlo me apresuré a llenar los datos del formulario de envío y… OFS (en inglés Oh Fucking Surprise, en español Muchos *$%&*) Pues resulta que después de llenar el formulario y enviar los datos aparece una pantalla que dice: “Agua en polvo no existe” “¿Te lo has creído?” “¿Has dado tus datos?” y una sarta de explicaciones del por qué de su fantástica y creativa broma que no voy a contar para que ustedes mismos visiten el sitio y las lean, desde luego si así desean.

Por incauto y tacaño permití que me bailaran sabroso, pero bueno eso me pasa por no hacerle más caso a esas sabias palabras que mi abuela suele repetir: “de eso tan bueno no dan tanto”. Y es que como yo, muchas personas, en ocasiones, nos dejamos llevar por los afanes y las promesas que otros, menos cohibidos moralmente, nos hacen.

piramide2Para la muestra basta echar una mirada a los acontecimientos que hemos vivido en Colombia en las últimas semanas y creo que en varias partes del mundo. Me refiero al caso de las pirámides, esos negocios que prometían riquezas sin fin con “bajas” inversiones, pero que terminó por acabar de joder la economía de aquellos cándidos que dijeron: “¡Ja navidad!” cuando les pintaron un negocio tal.

La verdad no los culpo, aunque siempre tuve mis dudas acerca de esas pirámides y nunca hubiese arriesgado mi capital en semejante figura geométrica de negocios, es normal que el ser humano desee mejorar sus finanzas cada día y entre más fácil parezca mejor. Lo malo es que la gran mayoría de las veces el dinero fácil no llega y aún así seguimos jugando a la lotería todos los viernes en la noche sin falta.

Antes de terminar quisiera traer a colación a aquel gran empresario que un día al darse cuenta de que nadie había reclamado la luna ni los planteas del sistema solar como propios, decidió no solo requerirlos como suyos sino también empezar a vender terrenos de dichos cuerpos celestes. Una jugada sin duda estratégica que le representó una empresa de más de 50 millones de dólares, gracias a los 2,5 millones de personas que empezaron a comprar terrenos a 20 dólares en promedio el acre (4.046 metros cuadrados)*Embajador Lunar

Ya quisiera saber quién fue o quién será el primero en comprar un terreno en Mercurio con sus abrasadoras temperaturas o en Plutón con su clima poco cálido, solo por mencionar algunas de las agrestes dificultades naturales que presentan los planetas del sistema solar diferentes a la tierra. Porque sí somos tan inocentes como para comprar un terreno en la luna sin la seguridad de que pueda ser poblada antes de que dejemos de existir, ¿quién garantiza que algún vivo no haga lo mismo comprando acres en tales planetas? Cosa que desde luego, no le importa al vendedor quien dichoso de la vida continúa ofreciendo propiedades en terrenos tan abruptos.

Pero bueno, así como Dennis Hope y su Lunar Embassy en Estados Unidos, David Murcia Guzmán y su pirámide en Colombia (Rey Midas) y los genios del agua en polvo en España, son muchas las personas en todo el mundo que tienen esa capacidad impresionante para manipular a la gente por medio de una pulsión característica del ser humano: el afán desmesurado por el dinero. Es cierto que es una acción para nada loable, pero repito que a pesar de no culpar a nadie por dejarse embaucar, es triste sabernos tan ingenuos como para caer en tales triquiñuelas.

El caso es que el dinero fácil seguirá siendo una oportunidad de enriquecimiento para muchos y una posibilidad de empobrecimiento para otros como lo ha sido por cientos de años, pues siguiendo con las frases sabias que proclama mi abuela: el vivo vive del bobo. Sólo espero que en mi larga vida no me toque agachar la cabeza de nuevo y reconocer que alguien me bailó sabroso, como cuando descubrí que el agua en polvo no existe.

*Información consultada en http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2006/565/1156629605.html



El sacrificio de un animal

febrero 19, 2007

El sacrificio de un animal

En cierta ocasión dos amigos discutían acerca de lo qué es mejor, el fútbol o los toros:
-Donde esté una buena corrida, que se quite el fútbol.
-Hombre, y que se quiten los toros también…

Estamos a sólo una semana de concluir la feria de toros en Medellín, en su versión número 16, que como ya es tradición se realiza en la plaza de toros La Macarena. Y como cada año el evento, per se, invita a detractores y seguidores a exponer argumentos para defender sus puntos de vista.

banderilla

Quienes apoyan la práctica se jactan de aprobar una actividad artística desde muchos puntos de vista. Alegan que la tauromaquia brinda la oportunidad de apreciar el color y el traje de luz. También afirman que no hay nada más elegante que una buena “suerte de capa” al igual que una “suerte de Muleta”, pues “el rejoneo es todo un arte”.Hasta aquí todo normal, lo insólito empieza cuando también quieren dar valor a una serie de acciones que, realizadas en cualquier otro animal, exigirían la presencia de todas las sociedades protectoras de animales e incluso del ICA (Instituto Colombiano Agropecuario), entidad colombiana que tal vez por los permisos legales no ha dado fin a esta práctica catalogada por muchos como de bárbaros.

Aunque quien sabe, pues hace poco se publicó en un periódico nacional una noticia acerca de 55 burros y 8 caballos que llegaron a Colombia de contrabando desde Venezuela y debido al riesgo de que los animales estuvieran contagiados de encefalitis equina o anemia infecciosa aguda, la entidad en cuestión determinó que los equinos, provenientes del vecino país, debían ser sacrificados por comprometer la sanidad de la nación.

Sin embargo, gracias a que el Coronel de la Policía encargado de hacer efectivo el sacrificio se negó a llevar a cabo la sentencia, los animales se salvaron y el ICA terminó por comprometerse a realizarle pruebas de sanidad a los equinos antes de fijar el destino de éstos (y era lo más lógico desde el principio), pero bueno, este escrito no pretende juzgar la competencia de ninguna entidad, aquí el tema es la tauromaquia.

Así que continuando en la línea de “exponer una breve visión” tanto de los partidarios como los censuradores de la tauromaquia, continuemos ahora con estos últimos. Este grupo que bien podría dividirse en dos partes. Unos que se dedican al vandalismo, destruyendo y causando perjuicios a las personas con la excusa de defender un ideal que busca el respeto a los animales. Una simple máscara que les permite ocultar su pasión desmesurada por la destrucción y por hacerle daño al prójimo.

Por otra parte están aquellos que en realidad velan por una meta verdadera y que hacen lo que esté a su alcance, sin violencia eso sí, por defender esos sueños de una humanidad más sensata y con mayor respeto a los animales.

Los movimientos antitaurinos son cada vez más fuertes y tanto jóvenes entusiastas como organizaciones ambientalistas lideran campañas de sensibilización, este año su mayor logro ha sido obtener el apoyo de la Alcaldía y la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín.

campaña antitaurino

La campaña comenzó con una impactante valla publicitaria ubicada en una vía de la ciudad, en la que se muestra a un hombre vomitando sangre y con unas banderillas clavadas en la espalda.

La cruzada está equipada con pendones, vallas móviles, volantes y hasta proyección de videos en pantallas gigantes en diversos sitios públicos al aire libre. Parte del material gráfico y audiovisual ha sido realizado por entidades internacionales de protección animal.

De esta manera, con el slogan “Ponte en su lugar” y respaldados por el programa Medellín la más educada que promueve la alcaldía municipal, los detractores de “la fiesta brava” pretenden darle fin a esta feria que para muchos es un espectáculo, pero para otros una exhibición primitiva y decadente.